Blogia
Equinoterapia

Equipo de Trabajo

El caballo es un animal dotado de una gran percepción. Esto le permite tener una especial capacidad para adaptarse fácilmente a las personas discapacitadas, respondiendo a los estímulos de afecto, contacto, los premios, como azúcar o zanahorias, abrazos, caricias, etc.

Ellos no discriminan, no necesitan  hablar para relacionarse, saben esperar, reconocer cuando alguien los quiere.

Se aprovecha el andar junto a la magnitud de su tamaño toráxico, para estimular todo tipo de alteraciones, donde los pacientes son incentivados a adaptar su cuerpo a cada paso del caballo para mantener su equilibrio, relajando y fortaleciendo casi imperceptiblemente su musculatura para mantenerse estables sobre el mismo.

Los caballos deben tener características muy especiales.

No hay una raza específica que sea utilizada para esta terapia. Se buscan generalmente las siguientes cualidades en el animal: nobleza, con un temperamento dócil y tranquilo.

Los caballos de terapia tiene que tener la vida mas natural posible, contacto social con sus compañeros de establo, movimiento libre y actividades complementarias para asegurar su equilibrio psíquico que es tan importante para el trabajo que ejecutan.

El entrenamiento de estos caballos requieren, experiencia, paciencia y consecuencia para establecer un vínculo de confianza con el entrenador quien, paso a paso, acostumbra al caballo a las demandas de su futuro trabajo y luego lo acompaña en forma regular para mantener el nivel de atención y cooperación del caballo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres